FIHNEC Venezuela

FIHNEC Venezuela

Fraternidad Internacional de Hombres de Negocios
del Evangelio Completo en Venezuela

Nuestra historia

Como todo empezó

A principios de 1900… guiada por Dios, la familia Shakarian escapó del Holocausto en Armenia y estableció su hogar en Downey, California, donde comenzaron una lechería de 8 hectáreas con tres vacas. La fe en Dios, el buen juicio y el trabajo duro eventualmente multiplicaron ese primer pequeño rebaño por mil, hasta que en 1943 el rebaño Shakarian había llegado a tres mil, la lechería privada más grande de los Estados Unidos en ese momento. Su historia se encuentra en el libro “Las gente más feliz de la tierra”, leído por millones de personas y traducido a 25 idiomas.

En enero de 1953, después de recibir una visión dada por Dios el mes anterior (haga clic  aquí  para leer sobre la visión), Demos Shakarian fundó la FIHNEC (en inglés «FGBMFI») , comenzando con un pequeño capítulo de empresarios que se reunía cada semana en la cafetería Clifton en Los Ángeles, California.

Década de 1950 – La Década de las Fundaciones

En la década de 1950, comenzaron a surgir capítulos en todo Estados Unidos. Se descubrió que celebrar reuniones capitulares en un ambiente informal era más exitoso, generalmente alrededor de una comida, donde los miembros tendrían la oportunidad de compartir entre sí sus historias sobre cómo Dios había impactado sus vidas para mejor. A medida que FIHNEC se extendía rápidamente por los Estados Unidos, la organización estaba atrayendo la atención de personas influyentes como el entonces vicepresidente Richard Nixon.

Los años 60: la década de la expansión

La organización realmente se volvió “internacional” en la década de 1960, cuando la FIHNEC comenzó a realizar “puentes aéreos” a otros países. El primer “puente aéreo” de este tipo tuvo lugar en 1965, cuando más de 400 miembros y sus familias llenaron tres aviones y volaron a Londres. Desde allí se desplegaron por toda Europa compartiendo las buenas nuevas de una vida mejor con Dios y formando nuevos capítulos a lo largo del camino. A esto le siguieron en los años siguientes más “puentes aéreos” a Europa, África, el Cercano Oriente y el Lejano Oriente. Durante el apogeo de la guerra se llevó a cabo un emocionante “puente aéreo” a Vietnam: la ofensiva TET. Treinta y dos miembros de FIHNEC presenciaron muchos milagros al reunirse con soldados por todo Vietnam. Incluso hoy en día nuestros “puentes aéreos” tienen el mismo impacto.  

Los años 70: la década de la influencia

La Fraternidad lanzó un esfuerzo total para concienciar al público en general sobre FIHNEC en la década de 1970. Una de las herramientas utilizadas fue el Programa de Televisión “Buenas Noticias” en EEUU. Además de las transmisiones habituales, hubo varios especiales en horario de máxima audiencia, entre ellos “Good News America”, “The Happiest People on Earth” y “Turning Point”. Otra producción influyente fue el lanzamiento del libro «La gente más feliz de la tierra», que cuenta la historia de Demos y Rose Shakarian. Durante este tiempo, FIHNEC estaba comenzando a tener una influencia efectiva sobre los líderes mundiales que se estaban haciendo amigos de la Fraternidad.

Demos Shakarian

Los años 80 – La Década de la Unidad

Durante la década de 1980, la FIHNEC contaba con 2.646 capítulos en todo el mundo. Cada mes se estimaba que 700.000 personas se reunían regularmente en capítulos. Más tarde, en la década de 1980, se construyó la hermosa sede internacional de FIHNEC en Costa Mesa, California. Tenía 15.000 metros cuadrados y 125 empleados. La organización global, aunque se extendía por muchas naciones, se estaba uniendo como una sola.

Los años 90: la década de la transición

En 1993, el amado fundador de FGBMFI, Demos Shakarian, regresó a casa para estar con el Señor. Demos tenía un gran deseo de ver a su hijo, Richard Shakarian, sucederlo como presidente internacional de FIHNEC. Cuando llegó el momento de que Richard ocupara el lugar de su padre, admitió que sólo sabía hacer una cosa: orar. Mientras oraba, se sintió impresionado por Dios de que su papel sería “El gran alentador”. Hoy en día, muchos estarán de acuerdo en que el estímulo de Richard los ha impulsado a hacer cosas aún mayores: pensar más alto y llegar más lejos.

2000 y más allá – Globalización

En este nuevo milenio, la FIHNEC se ha convertido en una de las redes de empresarios más grandes del mundo. En más de 85 países y con miles de capítulos en todo el mundo, el alcance de FIHNEC es significativo. Desde América hasta China, desde Medio Oriente hasta África… y más allá, FIHNEC está guiando a decenas de miles, incluso millones, hacia una vida nueva y mejor. Las ciudades y las naciones están cambiando para bien, una vida a la vez: un verdadero esfuerzo de base. ¡Ahora es el momento de ser parte de una organización que marca una diferencia real en las vidas de personas de todo el mundo!